“Artículos hipermínimos 1 y 2”

“La suciedad tiene hondura y belleza.” (extracto)

Qué contrastes tan extraños provoca esta frase de Oldenburg. No tanto por adjetivar a la suciedad con belleza, sino por el otro apelativo que lo antecede. Hondura. La belleza, en cuanto perfección, debe ser plana, superficial. No puede mostrar ninguna variación, ninguna duda respecto de sí. La belleza así entendida es tan fría como un mausoleo, su forma está acabada. Es contemplada. Es un espejo. Sin embargo, la suciedad tiene hondura. No es que sea profunda, eso es otra cosa, sino que posee grosor. Tiene múltiples facetas. Sobre su sección se han amontonado múltiples razones. Contiene siempre un poco de esa extrañeza, inconsciente, no buscada. De ella misma se saca con que borrarla y rehacerla. El error en arquitectura reside en pensar las secciones como si fuesen alzados.

Federico Soriano

http://www.mansilla-tunon.com/circo/epoca3/pdf/1998_057b.pdf

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s